Inkakuna, una novela histórica


NovelasHistoricas

¿Qué es una novela histórica y por qué Inkakuna es una de ellas?

Una novela histórica, en palabras de György Lukács (La novela histórica, 1936), es aquella cuyo propósito principal es ofrecer una visión verosímil de una época histórica preferiblemente lejana, de forma que aparezca una cosmovisión realista e incluso costumbrista de su sistema de valores y creencias. También añade que en este tipo de novelas se han de utilizar hechos verídicos aunque los personajes principales sean inventados.

Algunos autores catalogan a la novela histórica como un subgénero narrativo propio del romanticismo del siglo XIX.

“Al contrario que la novela pseudohistórica del siglo XVIII, de fin meramente moralizante, la novela histórica exige del autor una gran preparación documental y erudita, ya que de lo contrario ésta pasaría a ser otra cosa: una novela de aventuras, subgénero en la que la historia se convierte solamente en un pretexto para la acción, como sucede, por ejemplo, en la mayor parte de las novelas de Alexandre Dumas padre. Por el otro extremo se llega también a desnaturalizar el género con lo que se llama historia novelada, en la que los hechos históricos predominan claramente sobre los hechos inventados, que es lo que ocurre por ejemplo con Hernán Pérez del Pulgar, el de las Hazañas, de Francisco Martínez de la Rosa. La historia novelada da pábulo a disquisiciones del autor y la historia es sólo un pretexto para exponer sus teorías, de forma que con frecuencia posee un carácter casi ensayístico.”

En la actualidad ha habido un resurgimiento de este subgénero y lo comprueban las estanterías de las librerías donde se pueden encontrar docenas y docenas de libros que narran las historias de grandes personajes o ciudades famosas.

Inkakuna es un aporte a todas aquellas novelas que retratan una de las culturas más importantes de América del Sur. En Inkakuna se pretende dar esa visión verosímil (que no real) de los últimos años de existencia de lo que se conocía como el Tawantinsuyo o “la tierra de las cuatro direcciones”.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *