Los khipus


El khipu, también conocido como quipu, fue un sistema mnemotécnico. Como muchos conocimientos de los Incas, éste también está lleno de enigmas. Aún no es posible descifrarlos con precisión pero, si sirve la comparación, hay una hipótesis de que se trataba de una complejo sistema de “escritura”. Esta hipótesis afirma que a través de ellos se podían registrar desde historias de los antepasados hasta el sistema astronómico que conocían.

Consistía en una cuerda principal de la cual pendían varias cuerdas secundarias y sobre las cuales se realizaban nudos. Las cuerdas podían ser de diferentes colores y largos y estaban hechas de lana de camélidos o algodón.

Los khipus, son una representación de la tecnología de los antiguos pobladores de América. Esto les facilitó la comunicación para llevar un control de todas las actividades que se realizaban dentro de sus territorios.

Los encargados o “responsables” de los quipus recibían el nombre de Khipu Kamayuq. En la novela, verás a los Khipu Kamayuq realizando sus tareas de registro de las actividades Incas y verás a Kusi Rimay Ocllo, aprender a “anudar” un khipu.

Desaparición

Otro aspecto devastador de la conquista fue la quema de casi todos los quipus existentes, argumentando que “eran cosas del demonio”. En la actualidad se cuenta con aproximadamente 750 quipus distribuidos en todo el mundo. Un gran investigador, el profesor de la Universidad de Harvard Gary Urton, y su colega Carrie Brezine crearon un proyecto realmente entusiasmante: La Quipu Database Project. Este sitio registra todos los quipus existentes y propone líneas de investigación para tratar de interpretar y “descifrar” el contenido de los quipus.

 ¿Fue un invento Inca?

Los incas supieron llevarlo a su máximo esplendor, pero se cree que el uso del quipu estuvo vigente desde hace más de 4000 años.

El quipu más antiguo que se ha registrado fue hallado en el año 2005, entre los restos arqueológicos de la ciudad de Caral, la ciudad más antigua de América; este corresponde aproximadamente al año 2500 a.C. por lo que tiene en la actualidad 4500 años.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *