Sistemas básicos de dominación y conquista de los Incas 1


Los sistemas básicos de dominación y conquista de los Incas fueron diversos. Su principal cometido era “integrador” y por lo tanto intentaban por todos los medios llegar a un acuerdo pacífico. Si no lo conseguían iban endureciendo sus medidas.

El primer paso consistía en enviar un mensajero, “embajador”, que proponía una asociación.
1.- Por asociación:  Los Señores de las regiones comprometidas aceptaban pacíficamente la asociación y a cambio conservaban su cultura, sus tradiciones, su idioma y su autonomía. Conservaban también su gobernante a cambio de un impuesto que los Incas utilizaban para construir centros de administracion en dicho territorio, los consabidos caminos y los gastos de traer gente “inca” para enseñar técnicas y métodos de hacer determinadas cosas (arquitectura, tejido, etc.). Los Señores de Contisuyu y Chinchaysuyu por ejemplo tenían muy buena relación con el Inca.

2.- Por “Curacazgo”: si este pueblo era belicoso e independiente se sustituía al gobernante por un gobernador Inca. Al gobernante de ese pueblo junto con su Mallqui o ídolo era trasladado al Cuzco para ser “instruidos” en las bondades del sistema incaico. El ídolo iba al templo del sol junto con su gente de servicio y al gobernante extranjero se le ofrecía un palacio con su gente de servicio.

3.- Por el sistema de “mitimae”: Si un determinado pueblo se levantaba en armas frecuentemente y ofrecía seria amenaza a la estabilidad del imperio se les convertía en “mitmas”, es decir se les dividía en ayllus y se les enviaba a regiones donde los Incas tenían el dominio para que perdieran sus tradiciones y su alma belicosa. Creaban entonces un nuevo pueblo. Así hicieron con los Ayarmacas, tradicionales enemigos de los Incas.

mitimae


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Sistemas básicos de dominación y conquista de los Incas

  • liliana ribas

    Hola Adrián. Estuvimos visitando a tu tía Andrea en Jujuy días pasados.Nos encontramos con ella por azar que agradecemos ya que su acogida en su casa fue extraordinaria. Estuve leyendo algunas páginas de tu libro. Me fascinó lo poco que leí.Te mando mis saludos y los de mi mamá Lucia, que con sus 78 años caminó tu Jujuy con entusiasmo y amor. Si es tu deseo comunicarte con nosotras, estaremos contentas de tener noticias tuyas. Saludos Liliana Ribas. Desde Mar del Plata.